TIENE EN SU CESTA DE LA COMPRA

0 art韈ulos

en total 0,00 €

LA INVENCI贸N DE CARLOS II
T韙ulo:
LA INVENCI贸N DE CARLOS II. APOTEOSIS SIMB贸LICA DE LA CASA DE AUSTRIA
Subt韙ulo:
Autor:
MINGUEZ,VICTOR
Editorial:
DIVERSOS
A駉 de edici髇:
2013
ISBN:
978-84-15245-30-8
P醙inas:
380
Encuadernaci髇:
R鷖tica
Disponibilidad:
Sin stock. Disponible en 10 dias
Colecci髇:
ESPA袮 E ITALIA
30,00 € Comprar

Sinopsis

Todo proceso de fabricaci髇 de la imagen p鷅lica de un monarca conlleva inevitablemente la manipulaci髇 y transformaci髇 iconogr醘ica del hombre concreto en el que recae la corona. En la Edad Moderna, las artes y la literatura se aliaron en cada ocasi髇 al servicio de la propaganda y del prestigio del linaje al que pertenec韆 el nuevo rey, pero probablemente nunca la construcci髇 visual y simb髄ica fue m醩 desmesurada que con el 鷏timo Habsburgo hispano, Carlos II (1661-1700). La muerte de su padre, el Rey Planeta, cuando el pr韓cipe s髄o ten韆 cuatro a駉s, sus enormes debilidades f韘icas y mentales, y la decadencia imparable de un imperio en permanente crisis, llevaron a la reina regente, as como a los sucesivos validos y consejeros, artistas y pedagogos, a convertirlo en un rey escondido que apenas abandon la corte, sustituido en todos los escenarios por su imagen art韘tica. Rodeados de elementos aleg髍icos, mitol骻icos, her醠dicos, astron髆icos, emblem醫icos y especialmente din醩ticos, los retratos y las representaciones del enfermo y fr醙il Carlos, realizados entre otros por Luca Giordano, Sebasti醤 de Herrera Barnuevo, Juan Carre駉, Francisco Rizi, Juan de Vald閟 Leal o Claudio Coello, dan lugar a una de las construcciones ic髇icas mas deslumbrantes de la cultura del Barroco 醬lico, y en ella alcanzan su plenitud muchos de los discursos apolog閠icos y visuales de la casa de Austria, como H閞cules, Salom髇, el Sol, el retrato ecuestre, La Pietas Austriaca, el Tois髇 de Oro y otros muchos. Descifrar adecuadamente estas hip髏esis ret髍icas permite entender la imagen simb髄ica de la Monarqu韆 Hisp醤ica durante el Siglo de Oro, una imagen que funcion con gran eficacia pues el espejismo se prolong durante d閏adas, y el rey inventado mantuvo pr醕ticamente intacto el imperio durante treinta y tres a駉s. Tan s髄o su muerte sin descendencia puso por fin en evidencia el artificio.