TIENE EN SU CESTA DE LA COMPRA

0 artículos

en total 0,00 €

MICROECONOMÍA INTERACTIVA II
Título:
MICROECONOMÍA INTERACTIVA II. TEORÍA DEL CONSUMIDOR Y EQUILIBRIO GENERAL
Subtítulo:
Autor:
PUÉRTOLAS, JAVIER;LLORENTE, LORETO
Editorial:
PIRÁMIDE
Año de edición:
2013
ISBN:
978-84-368-2926-6
Páginas:
384
Encuadernación:
Rústica
Disponibilidad:
Sin stock. Disponible en 1 semana
Colección:
Economía Y Empresa
35,50 € Comprar

Sinopsis

La toma de decisiones por parte de agentes individuales, sean éstos empresas o consumidores, constituye uno de los intereses fundamentales de la teoría microeconómica. La otra gran área de interés es la interacción de dichas decisiones individuales a través de los mercados y las distintas estructuras que esos mercados pueden adoptar en una economía.
En esa doble vertiente, el primer volumen, Microeconomía interactiva I, se dedicó a las decisiones de la empresa y al equilibrio parcial del mercado. Este segundo volumen se centra en la decisión del consumidor individual y en el equilibrio general competitivo (y sus posibles fallos).
El texto se plantea desde la idea de que sólo quien descubre aprende realmente. En el aprendizaje es fundamental la implicación del lector, por lo que se le propone un esquema de trabajo que le exige una postura activa. Antes de entrar en el texto formal, cada capítulo plantea una primera actividad para pensar de forma intuitiva sobre los problemas que se van a tratar. Las demás actividades se intercalan a lo largo del texto y se utilizan figuras interactivas para aclarar y asentar lo que se ha ido estudiando. La actividad que cierra el capítulo recopila lo aprendido volviendo sobre las preguntas iniciales.
Las figuras interactivas del CD son parte fundamental (y la más novedosa) del libro. No sólo sirven para responder a las actividades, sino también para acompañar al estudio ayudando a aclarar muchos conceptos y sus relaciones. El objetivo de los autores ha ido más allá del simple aprendizaje de unos conceptos, para llegar a descubrir la lógica en la que se basan, y que les da potencia como herramientas de razonamiento. Así, las figuras interactivas no sólo permiten responder, sino, y quizá sea más importante, aprender a plantear nuevas preguntas.